Etiquetas

, , ,

La tristeza es una mierda de bruja en el medio de tu camino y sin darte cuenta la pisas! Se pega a tu zapato y no puedes quitártela de encima por lo pegajosa que es! Lo intentas pero es imposible, no se va solamente con frotar el zapato en el césped y vas andando por todas partes con este olor!

De repentes, te das cuenta que tienes que tomar las cosas de frente. Hay que sentarte tranquilamente, quitarte el zapato y limpiarle correctamente con agua y jabón, secarle y ponértelo limpio para de nuevo andar con honra por la calle!

Te toma más tiempo de lo que pensabas pero puedes llegar a deshacerte de este sorete.