Etiquetas

, , , , ,

Cómo caracoles, cada uno lleva encima sus culpas. La idea es que pese lo menos posible!

Como hacer esto? Pues, no hay más que dos caminos posibles.

El primer camino es el egoísmo. El egoísta, cómo no le importa nada y nadie, puede viajar en la vida sin remordimientos ni culpas y tranquilamente no cargar ningún peso aunque sus actos y dichos sean un asco!

El otro camino es la santidad. Lleno de bondad el Santo no lleva peso y va más ligero que una pluma porque no hace y no dice nada malo.

La mayoría de la gente caminamos entre estos dos extremos y lógicamente el peso puede ser más o menos grande!

Así que no seamos tontos y ‎seamos realistas a mí me duele la espalda y no puedo cargar peso así que creo que un poco de egoísmo me quedaría bien! Jajajaja – es broma….o no…Quién sabe???