Etiquetas

, , ,

A veces, después de un día de mierda, tengo las mismas ganas que Alci Acosta en su canción: me gustaría ser vil gitano, decir tres frases que contengan brujería para que mis enemigos vayan por el mundo muertos en vida y vivan mil años de hechicería y así sacarme los problemas de encima.

Pero hay que volver a la realidad, mi único poder es descodificar…nada más. 🙂