Etiquetas

, , , , ,

Conocer más la gente es como probar helados. A primera vista los helados son iguales, pero al gusto son más o menos sabrosos, algunos son sosos y otros realmente tienen el sabor que está indicado en la caja.

La gente es igual, muchas veces nos damos cuenta que una persona es sin sabor como un helado del supermercado y que las calorías ingeridas no valían la pena. A veces la gente es sabor artificial, son la gente que no tienen ideas propias sino que plasman las cosas leídas en libros o idea comunes sin interés y se parecen a los helados artificiales hechos sin leche ni huevos (es gracioso porque muchas veces este tipo de persona tampoco tiene huevos 🙂 Y de vez en cuando uno cruza una persona que tiene ideas propias, originalidad, que tiene su mundo interno, sus dudas, sus temores, sus alegrías, su ternura, su fuerza interna y todas sus contradicciones y por fin es como helados artesanales y por fin valía la pena este encuentro.